domingo, 28 de diciembre de 2008

Pita Amor, la undécima musa...



Shakespeare me llamó genial,

Lópe de Vega infinita,

Calderón, bruja maldita

y Fray Luis la episcopal;


Quevedo, grande inmortal

y Góngora la contrita.

Sor Juana, monja inaudita

y Bécquer la mayoral.


Rubén Darío, la hemorragia;

La hechicera de la magia.

Machado, la alucinante.

Villaurrutia, enajenante,


García Lorca, la grandiosa.

¡Y yo me llamé la Diosa!

1 comentario:

Madame Minuet dijo...

Monsieur, le pido mil disculpas. He visto que faltaba su blog en el mio, lo cual se debe o bien a algun fallo de blogger o a error mio, tal vez por haberlo eliminado mientras pretendía eliminar otra pagina.
En cualquier caso, ya esta subsanado.

Disculpe nuevamente y tenga un buen fin de semana